México - Español

Encuentra tu vuelo a Bogotá, Colombia al mejor precio y vive un viaje inolvidable

Panorámicas desde los mejores miradores en Bogotá

Hay sitios de interés en Bogotá en los que puedes darte un respiro, un apapacho al alma como los miradores más bellos colombianos

 

Cuando lo único que necesitas es estar en un lugar aislado, en contacto con la naturaleza y con una panorámica de la ciudad, donde respires y sientas esa tranquilidad para meditar dejando ir toda la tensión acumulada por las actividades diarias y concentrarte en todo lo positivo que hay en tu vida, agradeciéndolo y relajándote, y así sentirte pleno... ¡qué maravilla!.

En Bogotá hay miradores en los que puedes escaparte, ya sea de noche o de día, para disfrutar de esa paz que, sin duda alguna, te revitalizará.

Cerro de Monserrate

Bogotá yace a 3,152 metros del Santuario del Señor Caído, ahí donde hay quietud, un espacio para contactar contigo y, que a lo largo de varios siglos, ha servido como un lugar espiritual, de reencuentro y paz.

Rodeado por los fríos bosques andinos, este santuario se inició con la construcción de una capilla en honor a la Virgen Morena de Montserrat, posteriormente se edificó el monasterio que guarda al Señor Caído de Monserrate, quien es hijo milagroso de La Morenata.

Aquí encontrarás dos restaurantes, lugares para sentarte y descansar, caminos qué recorrer y, sobretodo, la vista que puedes apreciar de noche o de día. Hay un boleto para cada turno: el horario diurno es de 9:00 a.m. a 5:30 p.m. y a partir de esa hora hasta las 11:45 p.m., es el horario nocturno. Para llegar puedes ejercitarte subiendo el Cerro de Monserrate a pie o puedes ahorrar tiempo para disfrutar más tiempo la tranquilidad del santuario y subirte al teleférico.

Mirador La Calera

A una hora, aproximadamente, del Parque Simón Bolívar, está La Calera, un municipio en el que no sólo está esa vista única de Bogotá desde la carretera, que está en una montaña, sino también hay aguas termales en las que encontrar el descanso que necesitas es muy fácil, pues con tan sólo llegar, percibirás en el ambiente la tranquilidad que de la naturaleza emana.

Otras actividades en este municipio que te relajarán, son: una cabalgata en la montaña, caminar por el Parque Nacional Chingaza, un bosque, donde la lluvia constante protagoniza el clima. Y, si tienes suerte, te encontrarás un venado.

Para completar la estadía tranquila, hay cabañas en las que puedes hospedarte y disfrutar todo un día, o más si tu presupuesto lo permite, de la tranquilidad que hay en este lugar para descubrirte.

Para llegar puedes tomar la carretera Bogotá – Sopó, la Avenida Circunvalar con calle 85 o la Autopista Norte.

Seguir un sendero espiritual que te lleve a darte cuenta de todo lo que eres, es, aún, más fácil en un lugar lleno de armonía y paz como lo son estos dos sitios.