México - Español

Mi viaje a Shanghái

 

Por: Memo Aponte

Desde el primer momento en el que supe que Disneyland abriría un nuevo parque temático en Shanghái, sabía que tenía que ir a visitarlo... Me dio mucho miedo pensar que atravesaría el mundo para llegar a una tierra tan exótica y tan lejana solo para visitar Disney. Desde el momento en el que llegué al aeropuerto me lo creí por completo, me daba terror no saber hablar chino y me daba más miedo aún, el hecho de que nunca había salido del continente americano de viaje. Con nervios y muchas dudas sobre la cultura de China me subí a el vuelo AM098 rumbo a la ciudad de Shanghái.

Ya en el avión me di cuenta que todo ese miedo era absurdo… ¡que tenía que vivir el momento y disfrutar de cada experiencia! Me di cuenta que los aviones de Aeroméxico son de primer mundo para viajes al otro lado del planeta. Son 11 horas de vuelo en las que tienes que convivir, comer, dormir y compartir espacio junto con otras decenas de personas y la verdad me sorprendió la tecnología de los aviones, el hecho de que no sientes el despegue ni el aterrizaje y además de que la comida es excelente. Literal...¡sientes que alguien de tu propia casa te lleva de la mano a un lugar desconocido! En conclusión, no sientes el vuelo… es tan bueno, que sientes que son cuatro horas de viaje.

Por fin llegué a Shanghái, cambié mis dólares a yuanes y compré un chip para tener internet local. Todo esto lo venden en el aeropuerto, así que no se estresen. Mis dos grandes preocupaciones ya habían desparecido. Tomé un taxi al complejo de Disneyland en Shanghái y literal fue como teletransportarme a los parques de Orlando, pero con una cultura totalmente diferente. ¡Era mágico! Podía ver ese enorme castillo desde la ventana de mi cuarto en el Toy Story Hotel; cuando entras al parque y te paras justo enfrente de ese majestuoso edificio, no te la crees. Por otro lado, la gente es sumamente amable, son bastante limpios y ordenados en muchas más cosas que los mexicanos… Logré romper ese mito jajaja.

Pero Disney no es China…. es como una extensión de Estados Unidos en otro país….Así que tuve la oportunidad de ir a la gran ciudad de Shanghái unos días después de conocer el parque y realmente me pareció mucho más impresionante que ciudades como Londres o Nueva York. Tienen el segundo edificio más grande del mundo y además la vista es impresionante… La comida no fue lo mejor, pero la experiencia de probar platillos exóticos siempre perdurara. Realmente es un país con cosas increíbles y gente con mucha calidad humana. ¡La gente es tan genial que te piden fotos en la calle por el hecho de ser de otro continente! Realmente vale la pena ir a conocer esas tierras por lo menos una vez en tu vida.