México - Español

¿Negocios en Japón? ¡Aquí van 10 consejos para que sean exitosos!


Si planeas viajar próximamente a Japón para cerrar un trato o un negocio, cuida tus maneras y aplica estos consejos


A veces, en este mundo tan conectado solemos olvidar que hay costumbres ancestrales muy diferentes a las nuestras. Más aún si viajamos al otro lado del mundo. Es por eso que quisimos darte unos cuantos consejos para tu próxima junta de negocios en Japón. Van 10: aprovéchalos.

  1. No hables de más: El silencio es apreciado por encima de una sobreabundancia de palabras. Como el silencio está ligado a la credibilidad, da tiempo a que tu contraparte reflexione. El silencio, en Japón, refleja sabiduría y autocontrol.

  2. Solidaridad por encima de la individualidad: La solidaridad y el trabajo en equipo están valuados por encima de la individualidad. Así que si planeas sobresalir a toda costa en la junta, probablemente no caigas del todo bien.

  3. La tarjeta de presentación es vital: Para los japoneses, las tarjetas de presentación son sumamente valiosas. Cuando la recibas, tómala con las dos manos y guárdala en tu tarjetero, si es que estás parado. Si estás sentado, colócala frente a ti en la mesa y no la guardes sino hasta que concluya la junta.

  4. La edad es venerada: La edad es venerada en Japón y probablemente sea sinónimo del nivel de puesto. Trata de presentarte primero ante la persona de mayor edad y cuida tus maneras, para posteriormente hablar con los más jóvenes del grupo.

  5. Las aproximaciones agresivas serán rechazadas: No intentes aproximaciones agresivas; por el contrario, trata de generar confianza y acuerdos mutuos. En la cultura de negocios japonesa, prácticamente todas las decisiones se tomarán por consenso y eso lleva tiempo.

  6. Respeta la privacidad: Si bien las preguntas más personales sirven para generar confianza y una plática amigable, éstas serán tomadas como faltas de respeto, pues los japoneses dan un alto valor a su privacidad.

  7. La magia de los palillos: Si se come de platillos compartidos y no hay utensilios, usa la parte contraria de los palillos para servirte; no claves el palillo en la comida, a pesar de que se trate de alimentos resbalosos; cuando termines de comer, deja tu lugar tal cual lo encontraste; es decir, devuelve los palillos al sobre en que venían envueltos.

  1. La ignorancia es peligrosa: Mientras un regalo de presentación es altamente valorado, ten cuidado con lo que regales: los lirios, las flores de loto y las camelias se usan en los funerales, así como flores de color blanco. Un conjunto de cuatro (de lo que sea), el número nueve y las plantas en maceta tienen connotaciones negativas.

  2. Honra el código de vestimenta: Los hombres deberán vestir trajes conservadores y oscuros; las mujeres deberán usar vestidos y poca joyería, así como evitar los tacones altos. Y, si usas un kimono, envuelve el lado izquierdo por encima del derecho.

  3. Presta atención a los detalles: No te suenes la nariz en público; usa zapatos fáciles de remover para cuando seas invitado a una casa y usa las pantuflas que tu anfitrión te dará; además, tendrás que usar un par diferente cuando entres al baño.