México - Español

Vive una aventura mezcalera con nuestros vuelos a Oaxaca

Vive una aventura mezcalera con nuestros vuelos a Oaxaca

 

En Oaxaca hay pocas cosas tan simbólicas como el mezcal. Más que una bebida típica o una artesanía local, es un rasgo de la identidad del estado y de la ciudad, que te sorprende en cada esquina con sitios para probarlo. Para no perderte de todas sus variedades, haz un recorrido por los mejores sitios donde puedes degustarlos, sin culpas pero sin (demasiadas) limitaciones.

 

Primera parada: La Mezcaloteca1

Esta aventura hay que empezarla con seriedad y todavía con algo de calma, así que dirígete primero a La Mezcaloteca, donde una serie de experimentados bartenders te darán una cata con los mejores destilados de maguey no sólo de Oaxaca, sino de México. Organiza a tus compañeros de viaje y reserva para asegurarte de que tendrás un lugar.

Déjate llevar por lo que te den a probar: seguramente empezarás con los sabores más florales de mezcales de Guerrero; seguirás con algún terroso de un estado norteño, como Durango, y terminarás con un clásico tobalá oaxaqueño, en dosis moderadas. Al salir de aquí, estarás listo para subirle la velocidad a la ruta nocturna.

 

Segunda parada: In Situ2

En Oaxaca el mezcal acompaña lo mismo bodas y bautizos, que fiestas patronales y, por tanto, las variedades son muchísimas, todas ellas con cualidades únicas. Qué mejor que probar varias en este lugar, en cuyos anaqueles descansa la más grande carta de mezcales en todo el mundo. Son 180 diferentes tipos de este destilado de agave, entre tradicionales o artesanales, silvestres o cultivados; puedes tomarlos derechos, pero recuerda que te queda por delante otra mezcalería.

 

Experimenta mejor con uno de sus cocteles, como el Ometochtli, con crema de coco y rosita de cacao, o el Mayahuel, con naranja y piña. También puedes probar una de las cervezas artesanales oaxaqueñas para acompañar una buena conversación, algo para lo que este sitio es ideal. Si tienes suerte, serán los mismos dueños del local quienes te den sus recomendaciones y cuenten a detalle las características de cada variedad que han traído de los más recónditos pueblos del estado.

 

 

Última parada: La Casa del Mezcal3

Después de dos estaciones, estás listo para algo un poco más auténtico; La Casa del Mezcal es un clásico de la ciudad. No te pierdas el mural que abarca todos los muros del salón grande, que narra algo así como la épica historia del mestizaje, y que termina de definir el espíritu barriobajero del lugar (sí, eso que ves en la esquina es una rockola a la que le puedes asignar la música de tu preferencia, o a la que puedes permitirle seguir con música de banda que los comensales suelen programar).

 

Hay mezcales de todo el estado, todos artesanales, y cada uno más fuerte que el anterior. Aquí puedes terminar la noche probando hasta que el cuerpo aguante, o tomarte uno y comprar medio o un litro de tu destilado favorito para llevar (ojo: no son baratos). Lo que siga el resto de la noche será ganancia.

 

Directorio:

1La Mezcaloteca: Reforma 506, Centro Histórico, Oaxaca; T. (951) 514 0082; mezcaloteca.com; Mezcaloteca Oax; @Mezcaloteca
2In Situ: Av. Morelos 511, Centro Histórico, Oaxaca; T. (951) 514 1811 / 116 3230 insitumezcaleria.com; FB: In Situ Mezcalería; @Insitumezcal
3La Casa del Mezcal: Flores Magón 210, Centro Histórico, Oaxaca

 

Artículos relacionados: