México - Español

Turismo Gastronómico Vancouver | Banner

Turismo gastronómico: Conociendo Vancouver por el estómago

Por: Luis Monroy

Generalmente se dice que tal o cual lugar es diverso. Que la mezcla de culturas es tan abundante, que con simplemente convivir con su gente (como se usa en la expresión desmesuradamente genérica) se percibe ese sentimiento de multiculturalismo. Sin embargo, que te digan que en determinada ciudad hay tantas cuantas etnias distintas, o que hay un barrio chino al lado de uno italiano, no explica mucho. ¿Cómo vivir, entonces, ese auténtico multiculturalismo que tanto se dice pero pocas veces se experimenta? Haciendo turismo gastronómico.

El paladar suele ser, aunque a veces no nos demos cuenta, el verdadero catador de culturas, y en Vancouver puede ser, si te dejas llevar por los rugidos del estómago, la perfecta guía para una inmersión plena en la cultura local. De los foodtrucks a los más espectaculares mariscos que el Pacífico Norte esconde en sus profundidades, Vancouver está repleta de opciones para que el paladar guste y deguste con la variada gastronomía local, mezcla de la inventiva de todo aquél que deja su hogar pero no sus costumbres.

Abriendo el día en Granville Island

Turismo Gastronómico Vancouver | Pescado fresco
Mercado en Vancouver

Un mercado, por antonomasia, es variado y, por ello mismo, elegir entre tantas opciones es tan complicado que a veces dejamos que el azar, guiado por el instinto, elija por nosotros. La ventaja es que también tienes la oportunidad de probar un poco de todo, yendo de local en local. Así sucede en el mercado de Granville Island, sumamente colorido, apretujado y oloroso (olores agradables, por supuesto), en donde definitivamente recomendaríamos Oyama Sausage.

Este local de comida de Vancouver se guía por la premisa de que la comida no debe ser complicada sino deliciosa. Sin presunciones, ofrece espectaculares salchichas de todos tamaños y sabores, pues su charcutería se jacta de usar recetas que se han transmitido a lo largo de los siglos y que combina la tradicional manera de hacer salchichas combinándola con recetas asiáticas, latinoamericanas, europeas y africanas. Chucrut, salchicha italiana dulce, salchicha menonita y muchas más son algunas de las posibilidades que pueblan el menú.

Turismo Gastronómico Vancouver | Embutidos
Oyama Sausage, Vancouver

 

Foodtrucks en Downtown

No te preocupes por salir demasiado lleno de Granville Island, que lo último a lo que quieras acercarte es a la comida. Vancouver es sumamente caminable y, como el clima es tan agradable, casi como el de una primavera permanente y un tanto húmeda, no habrá problema en abrir camino hacia el apetito hasta que llegue la hora de la comida. Para hacer esto no hacen falta espacios: el gigantesco Stanley Park, el Seawall y, tanto el acuario como el zoológico (uno de los más espectaculares del mundo) son excelentes opciones para ellos.

Asegúrate de tomar la dirección correcta para encaminarte al centro de la ciudad una vez que el estómago comience a hacer esos ruidos extraños del que todos nos percatamos, y busca los numerosos carritos de comida que en él se encuentran. Una buena manera de buscarlos es descargando la aplicación móvil Streetfoodapp, que tiene una versión para Vancouver y en cuestión de segundos te dirá cuáles carritos se encuentran disponibles y dónde encontrarlos.

Sin embargo, definitivamente hay unos cuantos que se consideran algo así como una gema, combinando sabor y popularidad. Japadog, el cual combina la típica receta del hotdog norteamericano con una variedad de salsas de origen japonés, que van desde soya y teriyaki, hasta terimayo y otras tantas que no podríamos pronunciar. Quizá de primera instancia luzcan como una comida de la que hay que cuidarse pero no te preocupes, recordemos que un estómago lleno de incertidumbre culinaria es una cultura descubierta.

Tres barrios, tres opciones

Turismo Vancouver | Vancouver de noche
Gastown, Vancouver

Para la cena, como Vancouver (para reforzar la idea tendré que basarme en el cliché) es sumamente diverso, hay un sinfín de opciones, así que te dejamos tres opciones que, aunque, por supuesto, quizá encuentres una que le apetezca más al instinto y a eso no se le discute. En fin, la primera se encuentra en Yaletown, un antiguo barrio de almacenes que hoy en día se ha convertido en hogar de gastro-pubs y galerías de arte, algo así como una receta para el éxito gastronómico.

Es uno de esos lugares que lucen como vaporizados por la neblina, entre los cuales, intercalados por las casonas de ladrillos rojos y las puertas rodeadas por un elegante pórtico, se encuentra Blue Water Café, el cual es un viejo almacén convertido en elegante restaurante de alimentos de mar, que ofrece los productos más frescos y mejor tratados de todo el Pacífico Norte. Se jacta, con base en su reputación, de tener los mejores mariscos y comida de mar de todo Vancouver y, además, tiene una selección de vinos de más de mil botellas.

Turismo Gastronómico Vancouver | Restaurante Japonés
Izakaya en Vancouver

Por su parte, en South Granville se encuentra, Vij’s, otro de los reputados como lo mejor de Vancouver en su rubro, y éste lo hace en la categoría de la mejor comida india en kilómetros a la redonda (hay quien dice que de todo el mundo, pero, mejor es no pensar en un favorito y seguir probando como si no hubiera mañana). Este restaurante se basa en seguir las más tradicionales recetas indias (sin interrupciones foráneas) pero haciendo uso de los productos locales.

Para culminar con la vuelta al mundo en sabores vancouveritas, recomendaríamos Kingyo, donde reside el izakaya (bar restaurante japonés) más tradicional de la ciudad. De acuerdo con el blog Travel Eater, la especialidad es el sashimi de atún.

Para sobrevivir a esta ingesta de comida y, sobre todo, de sabores tan dispares, como los que conforman la diversidad de Vancouver, hay que recordar que el explorador, el auténtico explorador, es ante todo valeroso y se guía por el misterio, inclusive aquél que se encuentra en el fondo de un plato.