México - Español

Verano en Lisboa

Vacaciones de verano al estilo mediterráneo en Lisboa

Conoce los principales puntos turísticos de la cálida capital portuguesa


Muchos siglos antes que algunas de las principales capitales europeas como Roma y Londres, Lisboa ya se encaminaba a ser una importante ciudad y puerto mediterráneo, tierra de navegantes y descubridores durante los siglos XV al XVII. Aquí te decimos algunos de los principales puntos turísticos esparcidos en sus calles y barrios para disfrutar unas increíbles vacaciones de verano en Portugal.

Plaza do Rossio
Plaza do Rossio

La Baixa: centro de la ciudad

Después del terremoto del siglo XVIII que destruyó gran parte de la ciudad, el Marqués de Pombai mandó construir este barrio que actualmente ocupa el centro de la ciudad. Con un trazado de calles estrechas y empedradas, aquí podrás encontrar varios puntos turísticos de interés

Comienza recorriendo la Avenida de la Libertad, donde a través de un poco más de un kilómetro increíblemente adornado con mosaicos blancos y negros, encontrarás edificios del siglo XIX, cafés al aire libre con terrazas, monumentos.

En la zona también se encuentran varias de las plazas más importantes como Plaza de los Restauradores, donde podrás observar un obelisco dedicado a la rebelión contra la corona española en 1640 y el famoso Hotel Edén; Plaza do Rossio, uno de los puntos neurálgicos de la ciudad, llena de tiendas, restaurantes y bares; Plaza de Figueira, con una estatua del rey Juan I desde donde inicia la Rua Augusta y la Plaza del Comercio, la más famosa y visitada de la ciudad con su hermoso arco del triunfo.

El Chiado y Barrio Alto: aires bohemios

Esta zona de la ciudad es la más alternativa, donde por lo general se reúnen artistas e intelectuales en su cafés y restaurantes con terraza. A finales de la década de los ochenta, sufrió un devastador incendio que consumió cuatro manzanas, por lo que el área fue reconstruida durante una década.

Sus principales sitios de interés son la Plaza Luis de Camoes, la Rua Garret con una variedad de tiendas y boutiques, el Museo Nacional de Arte Contemporánea y la colorida tienda A Vida Portuguesa, llena de objetos de uso diario y curiosidades.

Tranvía Alfama
Tranvía de Alfama

La Alfama: origen del Fado portugués

De origen árabe, este antiguo barrio de pescadores con empinadas calles y su tradicional tranvía amarillo, es la cuna de la música tradicional portuguesa: el Fado.

La mejor forma de recorrer este barrio es comenzando muy temprano para tomar el tranvía con dirección hacia el Panteón Nacional, una vieja iglesia del siglo XVI convertida en cementerio, donde descansan los restos de portugueses ilustres como el explorador Vasco da Gama y antiguos regidores de la ciudad.

Los martes y fines de semana, aun costado del Panteón Nacional se instala la Feira de Ladra, un mercado callejero donde podrás encontrar objetos antiguos, ropa, muebles, juguetes, entre otras cosas.

En esta zona también se encuentran dos miradores donde podrás observar increíbles panorámicas de la ciudad y de Río Tajo: el Mirador das Portas do Sol y el Mirador de Santa Lucía. El último punto emblemático de la zona es el Castillo de San Jorge, localizado en la cima del barrio de Alfama. En esta bella estructura medieval de más de 800 años de antigüedad, podrás dar un paseo por sus jardines, observar sus torres y cañones y conocer un poco de la historia de la ciudad.

Belém

Aunque alejado del centro de la ciudad, es el barrio más histórico, sede de varios monumentos y de los primeros viajes de exploración portuguesa.

Visita la Torre de Belém, la magnífica “puerta de entrada” a la ciudad, construida a principios del siglo XVI. Cuenta con 5 pisos y una terraza, donde se encuentran los cañones utilizados para defender ante los ataques, varios fosos y los huecos por donde aventaba aceite hirviendo o a los prisioneros de guerra. En conmemoración al primer rinoceronte que llegó a la ciudad procedente de la India en 1513, podrás encontrar una curiosa gárgola de este animal en la fachada oeste.

En este barrio también podrás encontrar el impresionante Monasterio de los Jerónimos de estilo manuelino (mezcla de gótico y renacentista), fundado en 1501 para festejar el regreso de Vasco da Gama de sus expediciones.

Historia, cultura, gastronomía, arquitectura y vida nocturna: ¡la mejor combinación para vivir unas increíbles vacaciones de verano en Lisboa, Portugal.