México - Español

 

 

Un recorrido de adrenalina y cultura

¿Seguro? Descubre el verdadero encanto del caos más estructurado del mundo

Se habla mucho de la contaminación y aún más del tráfico y, ni se diga, de lo frenéticos que son los conductores; sin embargo, quizá no se ha hablado tanto de lo que realmente sucede en la ciudad. Grandes exposiciones de diseño, museos, conciertos y un centro cultural boyante desde hace siglos. De eso está colmada, verdaderamente, la Ciudad de México.

¿Por qué persiste, entonces, el mito de que la Ciudad de México es un caos? ¿Será porque es un caos en perfecto orden que, a pesar de la inmensa cantidad de personas, funciona en su muy particular estilo? ¡Por supuesto!

Parque México, en La Condesa, siempre popular, siempre encantador

En el corazón del barrio más atractivo para estudiantes, artistas y expatriados, La Condesa, se encuentra el Parque México, perfecto para relajarse en alguno de los restaurantes de aires franceses que le rodean, mientras transitan el tiempo, los caminantes y unos cuantos perros bien amaestrados.

Espacio Escultórico de la UNAM, arte en su inmensidad

Cientos de miles de estudiantes teniendo mítines políticos en la universidad más prestigiosa de Latinoamérica, la UNAM, suena caótico y, también, un tanto estereotipado. En realidad, se trata de un campus gigantesco dotado de arte en cada facultad, desde la Biblioteca Central con los murales de Juan O’Gorman, y un Espacio Escultórico, repleto de obras, sin contar los innumerables museos que hay en esta Ciudad Universitaria.

El Castillo de Chapultepec y el gigante bosque a su alrededor.

Tres veces el tamaño de Central Park en Nueva York, desde la cumbre del Bosque de Chapultepec, donde se ubica el castillo, se alcanza a apreciar gran parte del sur de la ciudad, por un lado y, por el otro, la imponente avenida Paseo de la Reforma, la más bella de México, y mandada construir por Maximiliano de Habsburgo para su esposa Carlota en el siglo XIX. Hasta la presidencia de Lázaro Cárdenas el hogar de los mandatarios mexicanos, el castillo reboza en grandes salones al estilo decimonónicos elegantemente decorados.

A su alrededor, el inmenso bosque, algo así como una mancha verde en la ciudad, donde la calma se percibe en el lago mientras tomas un café en la ribera, o das un paseo en bote.

El Bazar de Sábado en San Ángel, el pasado más colonial

Antes considerado parte de los suburbios, San Ángel es uno de los barrios más antiguos e icónicos del México virreinal. Calles estrechas y empedradas, acompasadas por casas de diferentes colores y tan grandes como haciendas, refleja aquél México de siglos anteriores. Los sábados, una hermosa tradición: el Parque de San Jacinto se llena de pintores que exhiben sus obras, mientras que el Bazar de Sábado abre sus puertas para explorar una mexicanidad muy singular.

Biblioteca de México, en el Centro Histórico

Patios y salones donde se dan lecturas, cientos de libros antiquísimos, en un edificio sumamente bello. Así es la Biblioteca de México, ubicada en el Centro Histórico, desde donde emana el aroma de la antigua civilización mexica, el pasado colonial y el mismísimo futuro del país. Calles adoquinadas con cantinas por explorar y antiguos restaurantes por visitar, el Centro Histórico estará repleto de gente, pero está tan lleno de vida como de expectantes visitantes.

La Ciudad de México es, en su más inusitado estilo, un caos en perfecto orden, donde la armonía reina siempre se que vaya con el ritmo candoroso que en ella fluye, como en una melodía de notas altas y bajas, pero nunca desentonadas.